lunes, 16 de octubre de 2017

El Mar


Foto de I.C.C.


Aguas mansas
en la orilla,
acarician mis pies.

Aun siendo
época otoñal
cálidas se hallan.

Hasta el mar
está engañando.
quieto y embrujado.

Se limita a lamerme,
agradezco el detalle,
observo desconfiado.

En un momento,
un viento suelto
puede convertirlo,
en una locura
imprevista.

Arrastrándome con él,
sin lametones mediante,
a la vorágine
de un desafío perdido.

Lo miro, admiro y respeto
por ello y por miedo,
sé de su locura.

Imagino,
surcando sus aguas
a la proa,
de un bello bajel,
con las velas
todas desplegadas.

Para romper,
olas contrarias,
buscando llegar,
a ese horizonte perdido
que es la vida entera.

Salpicado de sal,
siguiendo estelas,
de tiburones perdidos,
que no reniegan
de este su mar.

Te busco más allá
de esta orilla.
navego contento,
he salido a tu encuentro.


Sarrià, 15 Octubre 2017


viernes, 13 de octubre de 2017

El Túnel




Foto del autor


El Túnel


A veces te sientes
como ante un túnel.
del cual no sabes
si hay salida.

Simplemente lo intuyes,
o no te queda otro remedio
que meterte en él,
y esperar que así sea,
mientras avanzas a ciegas.

Tampoco sabes
que te espera al final,
pero te metes y sigues,
cuando a tu espalda
es peor lo que tienes.


Sarriá, 13 Octubre 2017


lunes, 9 de octubre de 2017

Un bello amanecer




Foto de I.C.C.


Un bello amanecer


Un amanecer hermoso,
pueden hacernos
perder de vista,
unas humildes mieses,
que nos darán de comer,
en un futuro día a día.

Panojas que resisten,
sueños rotos y quebrados,
por un viento que no entiende
de respeto por el débil.

Azotando sin pasión,
con el despego
de quién tiene la fuerza,
y no necesita la razón.

Pero la mies es mucha,
dicen viejos escritos,
y muchos llamados,
a vivir de ella.

Esa necesidad le da
estar en mucha estima,
y no hay viento que dure
eternamente en su fuerza.

Debilidad que las espigas
aprovechan para crecer.
fuera de la vigilancia,
opresora .

El pueblo sabio admirará
el bello amanecer,
se dejará acariciar
por ese viento ufano,
pero se alimentará del grano
de  la resistente espiga.


Sarrià, 9 Octubre 2017


sábado, 7 de octubre de 2017

Banderas en la noche


Foto del autor




Estruendo en la noche,
gritos airados,
clamando ser oídos.

Cotorras asustadas
saliendo de sus palmeras
con los sueños rotos.

Llamadas a la unidad
de un reino ajeno.
¡La patria nos necesita!

¿A quién? claman asustadas
las palomas adormecidas,
qué también acuden
bajando de los plataneros.

Los cánticos perseveran,
la muchachada ha salido,
se instala en la plaza
vestida de verbena.

Con muchas banderas.
como capas,
le fiesta es patriótica.

La unidad es cosa seria
nada se rompe
si dios lo ha unido,
ni que sea
por matrimonio.

Muy lejano en la memoria,
tanto que las armas
tuvieron que afianzarlo,
tiempo después.

Hasta que otras instancias
con sables guardados
reconvirtieran por ley,
tan sacrosanta unión.

Otras banderas
tras balcones ajenos,
prescinden del canto
bajando persianas.


Sarrià, 6 Octubre 2017


jueves, 5 de octubre de 2017

Contrabando


Amanecer (Foto de I.C.C.)


Una llamada a deshora, se levanta de la mesa, abandonando una “butifarra amb secas”
-        "Será esta noche" Solo una frase y cuelgan.
Regresa al comedor.
-        Cariño, tengo que salir.
-        ¿A estas horas?
-        Sí, el Paco se ha quedado tirado en el cerro, voy a buscarlo.
-        Y te vas así.  ¿Sin cenar?
-        Ya estaba, Prácticamente.
-        Es un accidente?
-        No una avería o un pinchazo no sé, nada grave, pero he de pasar a recogerle.
-        Bueno vale.  Abrígate que ya refresca.
-        Si mujer.

Es noche cerrada, la luna está en cuarto muy creciente, pero unas buenas nubes cómplices, están de su parte y ayudan a esconderlos.

Han quedado en encontrarse en un cruce de caminos forestales, ahí les pasarán los juguetes para que estén en el lugar previsto, a la hora acordada, el día del cumpleaños.

Uno de ellos enciende un cigarrillo, para hacer pasar el rato , que rápidamente se lo sacan de la boca con una palmada y lo pisan de inmediato, cuando aterriza en el suelo.

-        ¡Estás loco! Nos pueden ver.
-        Vaya, no pensaba que estábamos en una peli de espías.
-        Esto es peor, nos jugamos mucho. hay mucha gente esperando.
-        Ya lo sé, pero llevamos mucho rato aquí esperando...
-        Ten un poco de paciencia.
-        Ok, esperaré.         

Escuchan su propia respiración, en un vaivén de sube y baja, fruto del temor a ser descubiertos en su misteriosa operación, intenta ver la Osa Mayor, para ambientarse mejor con lo que están haciendo.

En esto se oye el ronroneo de un motor, cada vez más cercano, hasta que aparece un todo terreno, con las luces apagadas.

También se bajan dos hombres.

-        ¡Hola chicos!
-        ¿todo bien?
-        Sí, todo bien.
-        Os traemos la mercancía.
-        ¡Cómo ha ido por la frontera?
-        Ningún problema
-        ¿No han mirado nada?
-        ¡Llevando esto?: Enseñan un jabalí muerto, sobre el techo del coche.
-        ¡Caramba!
-        Así no tenemos pinta de señoritos.
-        Muy bien, pues venga va.

Empiezan a pasarles los bultos, bolsas de basura, de esas negras industriales,  lo que llevan parece pesar bien poco. En nada les han pasado una gran parte de la carga.

-        ¿Y ahora qué? Nosotros nos vamos a la parroquia de Sant...allí nadie mete las narices, ni Dios, bueno ese siempre está dentro.
-        Nosotros los pondremos en lugar seguro, dentro de un ...
-        Si mejor ahorrarnos palabras.
-        Adiós compañeros.
-        Adiós y suerte.

Los vehículos se separan con sus bultos  misteriosos, camino de sus sendos destinos.

El día 1, les espera, con su peligrosa y preciada carga, bien a punto.



miércoles, 4 de octubre de 2017

DESPEDIDA



Imagen de internet

DESPEDIDA


Nos despedimos,
reyecito querido,
ya nos vamos.

El mismo al cual,
enviamos cartas,
con nuestra petición.

Cartas que no lees
pues no nos respondes
ni nos envías nada,
ni que sea navidad.

A lo mejor,
no sabes leer,
reyecito callado.

Pues muchas son,
las cartas
que te llegan.

Todas ellas,
con un mensaje
un mismo mensaje.

Pero claro,
tantas actividades
perturban la vista.

E impiden ver,
reyecito discreto,
con claridad.

Tantos súbditos
clamando,
a saber qué.

reyecito sereno,
pues no es fácil,
entender otro idioma.

Ni que sea,
o tendría que ser,
también el propio


Pero mejor saber,
reyecito aplicado,
el idioma,
de otros mundos.

Quizás más chics,
más poderosos,
más financieros.

Cuando al fin,
contestas airado,
reprimes con fuerza,
mal aconsejado.

Los nobles deseos,
de un pueblo herido,
que se despide
 sin rencores
pese los agravios
 sufridos.

Hasta nunca,
reyecito perdido
entre letras ajenas,

que mejor evitaras.


Sarrià, 4 octubre 2017

lunes, 2 de octubre de 2017

El buen presidente



Imagen obtenida del ara


El buen presidente



Contra sonrisas, golpes.
Olvidemos los claveles.

No hay revolución buena,
Piensa el buen presidente,
Refugiado tras su gente.

Escudados en códigos,
Reglamentos,
Normas, leyes,
Hasta una constitución,
bien aprovechada,
 en su favor.

Para ello, son más
Y tienen la fuerza,
Que no la razón.
Pero eso no importa,
Si tienen las porras.

El pueblo, ¿qué es eso?
Con súbditos fieles,
Tienen bastante.

Haciendo coro
De aplausos,
A su regio paso.

Para eso fui elegido,
Piensa el Ungido.

Para estar aquí,
En lo alto
 y poder Escupiros,
desde Bien arriba.


Barcelona, 02 Octubre 2017